Mitos de la Acústica

Se suele pensar por ejemplo que la acústica de las Iglesias (o lo que es lo mismo, la calidad del sonido que llega a nuestros oídos en cuanto a su inteligibilidad) es muy buena. En realidad es justamente la situación opuesta, porque el sonido rebota demasiado y se genera mucho eco o "reververación" que impide entender el mensaje.

www.sisacustica.com

 

 

No hay comentarios.

Agregar comentario